DIRECT METHOD

La capacidad de comunicarse en un idioma nuevo, no depende solamente de unos conocimientos de nociones y teorías, es sobre todo, una cuestión de práctica.

El Método Directo se basa en dos principios fundamentales:

l

Práctica

El único modo de adquirir confianza y soltura en un idioma es la práctica.

i

Repetición

La manera más eficaz de memorizar a largo plazo es la repetición.

Estos dos principios tan fundamentales están unidos para crear un modo eficaz y estimulante, basado en la interactividad entre el profesor y el alumno. La mayor parte de la lección consiste en un “diálogo guiado“ en que los alumnos aprenden a utilizar nuevas palabras y formas gramaticales, siguiendo un orden de dificultad cada vez más complejo.

  • Resultados Garantizados

La garantía de unos profesionales con amplia experiencia en la enseñanza de idiomas que aplican la correcta metodología para ofrecer un buen aprendizaje del idioma. De esta forma los estudiantes aprenden de verdad, de la forma más natural y sin apenas esfuerzo. En poco tiempo empiezan a notar su avance en su capacidad de comunicarse en la lengua extranjera, a la vez que mejoran notablemente en sus estudios en el colegio o en su actividad profesional.

Y si lo desean, también pueden prepararse para realizar exámenes oficiales establecidos por los diferentes organismos correspondientes a cada lengua extranjera, y así obtener un título que avale su conocimiento.

  • Clases con grupos reducidos

Lo más importante es fomentar la participación de todos y cada uno de nuestros estudiantes. Todos nuestros alumnos participan en clase desde el primer día. Todos mejoran rápidamente. Y todos se divierten aprendiendo. Ésta es la mejor forma de comprobar lo fácil que es comunicarse en la lengua extranjera.

¿Cómo lo conseguimos?

Proponiendo un método de enseñanza que atiende a las necesidades específicas de cada alumno. Estableciendo grupos reducidos de un máximo de 9 personas por aula lo cual hace posible clases homogéneas en nivel y conocimientos del idioma.